Sereas

sábado, 25 de junio de 2011
Una noche un joven que se iba a casar escuchó un hermoso canto en la playa cuando se disponía a llevar su lancha para tierra. Desde aquel día quedó seducido y pasaba muchas noches al pie de las rocas de la orilla tratando de descubrir el origen de aquel canto. Su carácter cambió, volviéndose melancólico, y vecinos y parientes pensaron que estaba hechizado.
Una noche a la luz de la luna escuchó de nuevo la canción en el mar. Permaneció vigilante y vio una mujer que surgía entre las olas. Era de gran hermosura y la parte inferior de su cuerpo era de pez. Desde aquella noche nadie volvió a ver al joven. Sin embargo, se ha oído, durante muchas noches, el canto de la sirena, que intentaba llevar otro joven junto a ella, pero el canto era fiero, hasta el punto de provocar fuerte oleaje y tremendo bramido del viento.
(Leyendas Galegas - Carr Alvarellos)





Bailado Sereas, de Luar na Lubre, en la gala de fin de curso de Santa Marta.

0 comentarios: