"Vibraciones" del publico.

domingo, 31 de mayo de 2009
Hola!

A ver si soy capad de explicar lo que que quiero decir.

Cuando bailas, ¿Os parece que el publico trasmite "vibraciones", "ondas" o algo asi? Notais su estado de atencion, animo, y eso.

Esto viene por el público de las distintas actuaciones en las que he estado.

-> Espectaculo Misterios de Isis: El público viene a ver un espectaculo de danza del vientre, salen bailarinas geniales, esta entretenido, le gusta lo que ve. Salen las alumnas, bueno, lo intentamos como podemos y el público nos anima, aunque sea por compasion, jaja--> Buenas vibraciones
Resultado: Nos sale bien, yo por mi parte estoy relajada y feliz.

-> Fiesta arabe en Irish Rover: El publico va a una fiesta, a divertirse, y de paso ver a bailarinas mover las caderas.
No es un publico entendido, no va especificamente para eso, pero les gusta lo que ve y anima a las bailarinas.
Resultado: Estamos como una hoja de tanta gente que hay, pero nos sale bien y hasta nos felcitan, que aunque no seas muy buena, te alegra.

-Exhibiciones en gimnasio: La gente va a ver a algun baile concreto, y de paso mira los otros. Normalmente (por lo que veo, no soy ellos) acaba aburrido de tanto baile, tampoco le interesa demasiado.
Y entre esa gente, la hay que te mira raro y te desconcentra.
Resultado: Nos sale fatal. Y el que en la primera fila haya gente que te mira, cuchichea entre ellos y se rie, no ayuda.

Que ojo, cada cual es libre de hacer lo que quiera, si alguien quiere ir a ver un espectaculo y reirse de quien se equivoque, bien por él, no voy a venir yo a decir lo que tiene que hacer cada uno.

En fin, nose si me entendeis lo que quiero decir, ¿A vosotras también os pasa? ¿Segun el publico estais mas nerviosas, os sale mejor o peor?

Menudo lio he montado, que mal me explico, nose si se me entiende algo.

2 comentarios:

Shaabia dijo...

Eso es porque miras al público... Cuando me preparo para bailar, busco un punto y no dejo de mirarlo hasta que he acabado... dependiendo de los aplausos, se si ha gustado o no.
En el primero concurso que me presente con unas compañeras, una de ellas, la cagó en el escenario desde el principio al fin... oíamos a la gente como se reía a carcajadas. El resto de chicas aguantamos el tipo como pudimos y dimos lo mejor de nosotras, independientemente, de lo que oíamos. Lo pasamos fatal… pero no nos influyó, porque estabamos concentradas en el baile.
Besitosssssssssss

Sara dijo...

¡Hola, guapa!
Veo que sigues con el blog muy animado :)
En un taller que hice con Asmahan, una magnífica profesional Argentina que ahora vive en El Cairo, se habló de este tema.
La bailarina no debe pensar que las malas caras son para ella. Quizás la persona en la que te fijas está preocupada por algo y no te está prestando atención y su expresión no tiene nada que ver contigo.
Lo que hay que hacer es pasar de ello, intentar disfrutar el momento. Yo tengo comprobado que esa felicidad que una experimenta bailando es contagiosa e incita al público a prestar atención y a meterse con la bailarina en el centro del escenario ;)
Pero, desde luego, el lugar influye... Es la experiencia la que te va dando las tablas para poder enfrentarte de modo profesional ante cualquier circunstancia y que ello no te influya.
Así que, sólo hay una solución: ¡¡Seguir bailando!!
Besotes.
Sahra Ardah